Las posibilidades de las regiones de crear empleo en el ámbito digital

Todos los ponentes del seminario “La digitalización al servicio de las regiones” destacaron las posibilidades, en los próximos años, del mundo digital para crear empleo. En la misma inauguración, la vicepresidenta delegada para Infraestructuras, Economía y Ámbito Digital de la región Auvegne-Rhône-Alpes, Juliette Jarry, ja puso mucho énfasis en este sentido, destacando como la región estaba trabajando con todos los sectores económicos en una apuesta digital que dijo “es estratégica y estructurante”.

El seminario, auspiciado por la Asociación Internacional de Regiones Francófonas y por la región Auvergne-Rhône-Alpes, formó parte de la Asamblea Anual 2020 de ORU Fogar. Y si de dedicó a las posibilidades de la digitalización y las regiones fue porque, el próximo enero, la región debe inaugurar el “Campus Numérique”, un espacio universitario dedicado a la digitalización y que es parte esencial del programa político de la región y de su presidente Laurent Wauquiez. Con este campus, que inicialmente va a tener 2000 estudiantes, pero tiene capacidad para 5000, la región pretende nada más y nada menos que crear el “Silicone Valley” europeo. El presidente Wauquiez ha manifestado: “Con este campus, Auvergne-Rhône-Alpes se dota de una herramienta única para convertirse en la primera región digital de Francia y afirmarse como el acelerador digital en Europa”. El seminario presentó la propuesta digital de la región anfitriona, pero contó con la participación de otras regiones con los proyectos digitales más ambiciosos. 

Insistiendo en el argumento del presidente de la región, la vicepresidenta Jarry explicó cómo se estaba trabajado con todos los sectores económicos, pero también con todos los niveles educativos para explicar las posibilidades digitales. “Estamos -dijo- en un momento en el que la economía está sufriendo grandes mutaciones y debemos explicar a los jóvenes que hay muchas opciones profesionales, si cuentan con un buen aprendizaje”. Christophe Menanteau, director del Campus Numérique, fue más allá y afirmó que una apuesta como la del Campus era imprescindible porque, ya ahora, falta mano de obra cualificado en este sector. “Necesitamos rápidamente contar con profesionales. Las empresas -dijo- los necesitan. Es lógico, pues, que tengamos una estrategia público-privada que apueste por el círculo virtuoso de la Innovación-Transformación-Formación”. Sophie Rognon, directora de Infraestructura y la economía digital, por su parte, explicó que la región estaba procurando acortar la brecha entre grandes y pequeñas empresas, apoyando estas últimas, por ejemplo, en la venta en línea. Y sin duda causó gran interés la campaña jachetedansmaregion.com. 

David Ferrer, secretario general de Políticas Digitales del Gobierno de Catalunya, explicó que - desde la Generalitat- la opción digital se veía tan clara que ya en su momento se creó un Ministerio regional de Políticas Digitales y Administraciones Públicas. Afirmó que contar, en Barcelona, con eventos como el Mobile World Congres o el Smart City Expo son grandes apoyos a esta apuesta catalana. Se mostró partidario, en cualquier caso, de trabajar en diferentes ámbitos, desde la aplicación del 5 D, hasta el internet de las cosas, la Inteligencia Artificial, la gestión del Big Data, el Blockchain, el mundo de los drones y la posibilidad de contar con satélites.

Leyre Madariaga, directora de Iniciativa Empresarial, Innovación y Sociedad de la Información del País Vasco refirió que, ya en el 2002 el Gobierno Vasco se dotó de un Plan Euskadi en la Sociedad de la Información, porque -ya en aquel momento- era imperativo dar apoyo a la industria y a los sectores económicos vascos. Explicó la importancia de formar capital humano en este ámbito y destacó que, en ámbito público, se había avanzado especialmente en la prestación de servicios en el sector sanitario y de la justicia. Se explicó que había habido interés en contar, a nivel regional, con el índice de Economía y Sociedad Digital (DESI), lo que les había permitido ver que, en cuanto a infraestructuras digitales, el País Vasco podía situarse en el primer lugar en un ranking de los países europeos, en quinta posición en tanto que desarrollo de lo digital en el ámbito público, pero en octava posición en relación con las habilidades digitales de la ciudadanía. “Estamos trabajando -concluyó- desde hace 20 años. Hemos avanzado mucho, pero, debemos mejorar todavía, tanto en la formación de capital humano, como en el uso de la tecnología por parte de los ciudadanos”.

Comprometidos a cerrar las brechas digitales

Si la intervención la de la vicepresidenta Jarry marcó las intervenciones posteriores con relación a la capacidad digital de crear empleo, la del presidente de ORU Fogar también determinó contenidos posteriores. Abdessamad Sekkal, quien señaló a Auvergne-Rhône-Alpes como un modelo para tener en cuenta, afirmó que un reto principal de esta nueva revolución tecnológica -que las regiones deben asumir- era cerrar brechas. “No se trata -únicamente- de cerrar la brecha norte-sur y que la digitalización permitiera a muchos territorios recuperarse de su atraso. Se trata también se evitar la brecha urbano-rural, porque si la conexión no llega a todos los territorios, de nuevo el medio rural va a quedar rezagado”. El también presidente de la Región Rabat Salé Kénitra explicó que el peligro de que las tecnologías ensanchen diferencias ya se ha visto durante la pandemia del COVID-19. “Cuando se han tenido que cerrar las escuelas, se ha evidenciado muy claramente que niños y jóvenes de medios rurales o de barrios periféricos no podían aprovechar las ventajas de la enseñanza a distancia”.

Todas las intervenciones mostraron que las regiones participantes estaban ya trabajando para conjurar el peligro señalado por el presidente Sekkal. La vicepresidenta de la región francesa, Juliette Jarry, explicó que el Campus Numérico, para empezar, no era para reforzar la capital, Lyon, sino que se implicaba con todo el territorio y con todo su tejido económico. “La apuesta por lo digital, dijo, es a favor de todo el territorio. No queremos dejar a nadie olvidado”. 

David Ferrer, del Gobierno de Catalunya, explicó que en el 2023 todos los municipios catalanes van a estar conectados con fibra óptima, que apuestan a favor de infraestructuras digitales y en desarrollar ciudades “inteligentes” como nodos en todo el territorio. Si para llegar a todo el territorio, el gobierno catalán había firmado un acuerdo con las asociaciones municipales, el Gobierno Vasco, explicó la directora Leyre Madariaga, lo estaba haciendo con las Diputaciones Forales. 

Las tres regiones participantes explicaron, finalmente, la importancia que están dando al trabajo en la ciberseguridad.

  

Newsletter

Recibe nuestras últimas noticias...
 

© All rights reserved ORU. Barcelona 2021