El rol de las provincias en el desarrollo de China

Li Xikui

Secretario general Chinese People’s Association for Friendship with Foreign Countries.

Tras 40 años de un desarrollo a alta velocidad, China se ha convertido en la segunda economía más grande, justo después de los Estados Unidos. En el año 2016, el PIB anual llegó a 11 billones de dólares, lo que significa un 33,2% del desarrollo económico mundial, una cifra que sitúa el país en el primer lugar y que convierte China en el primer motor del crecimiento de la economía global.

Cabe decir que la fortaleza de economía china en su conjunto no se puede entender sin la contribución de todas las provincias chinas. China está compuesta de 34 regiones administrativas. Y cada gobierno provincial juega un papel central de administración y orientación en el desarrollo económico, social y cultural de su territorio. En la décimo-novena edición de Congreso Nacional del Partido Comunista Chino, que se celebró recientemente, el secretario general, el presidente Xi Jinping ha planteado una planificación estratégica que debe determinar el desarrollo de los próximos 30 años: hasta el año 2050, se necesita la coordinación y sinergia entre todas las provincias, para que China sea un país socialista, potente y modernizado. Es por ello que concebimos que un país próspero y democrático necesita una investigación profunda sobre el papel jugado por las provincias en el desarrollo económico, tanto como un liderazgo correcto del gobierno central. 

A mi juicio, en el desarrollo general de la economía china, el gobierno provincial juega cuatro roles: ejecutor, administrador, coordinador y poseedor. China tiene un gobierno central potente para dirigir el desarrollo de todo el país. Sin un gobierno central fuerte, sería difícil tener un desarrollo estable durante un tiempo largo. El gobierno central establece la planificación de desarrollo de plazo corto, intermedio y largo. Estas estrategias nacionales se deben poner en práctica en cada provincia, así los gobiernos provinciales ejercen un papel de ejecutores del gobierno central. Por lo tanto, ante todo y en primer lugar, podemos definirlos como ejecutores. 

En segundo lugar, China es un país con un vasto territorio. Las condiciones de cada provincia son muy diferentes. Es imposible aplicar una administración planificada y obligatoria a todas las regiones administrativas. Por eso, es clave la motivación de agencia subjetiva de los gobiernos locales, quienes se encargan de la responsabilidad de impulsar el desarrollo en todos los ámbitos, por ejemplo, desarrollo económico, administración de sociedad, ciencia, educación y sanidad. Para una provincia, el gobierno provincial es como el padre de una familia quien administra todos los asuntos dentro de su territorio. Por lo tanto, podemos definirlos como administradores.

También, juegan el papel de coordinadores. Al igual que lo necesita un país, es imprescindible que las provincias chinas tengan intercambios y colaboraciones con las provincias y regiones extranjeras. El gobiernos central se encarga del control macro, pero los gobiernos provinciales chinos deben coordinar sus relaciones con sus homólogos, manteniendo buenas relaciones colaborativas con provincias, estados, y comunidades extranjeras. La Asociación de Amistad junto con la Asociación de Gobernadores de los Estados Unidos, por ejemplo, organiza el Foro de Gobernadores de China y los Estados Unidos. Ya se han celebrado con éxito tres ediciones y la próxima se celebrará en Chengdu, China. Desde este punto de vista, el papel de gobiernos chinos se ha convertido en coordinador.

A partir del año 1957 se empezó un proceso de descentralización, es decir, se amplificó jurisdicción y asignación de recursos de los modelos de desarrollo.  Primero, se cedieron a las provincias competencias de reforma e innovación, después, se asignaron ingresos fiscales, para que pudieran impulsar mejoras que supusieran beneficios económicos. Los efectos positivos de esta reforma y apertura vienen siendo más que  evidentes.

Según las cifras del Buró Nacional de Estadísticas de China, el PIB de la provincia de Cantón, se aproxima a 1,21 billones de dólares, ocupa el primer puesto en China; Jiangsu, a 1,15 billones de dólares, ocupa el segundo puesto. Y la velocidad de crecimiento ha alcanzado 7,5% y 7,8% respectivamente. Los gobiernos provinciales tienen el derecho de controlar el desarrollo económico de su provincia, y también son poseedores de una gran cantidad de capitales económicos en su jurisdicción, sobre los cuales tienen responsabilidades. De esta forma, los gobiernos provinciales juegan un  papel de poseedores.

En este punto es crucial, cuando pensamos en ¨el papel desempeñado de los gobiernos provinciales chinos en el contexto de un desarrollo rápido de la economía china¨, hablar de la coordinación entre el gobierno central y los regionales. Siempre decimos que el interés parcial tiene que subordinarse al interés general, pero no podemos considerar esto un valor absoluto. Alguien considera el interés local es opuesto al interés nacional. A mi juicio, en el proceso de edificación económica socialista en una nueva era, tenemos que superar los conceptos antiguos, es decir, hay que reconocer el interés local pero al mismo tiempo siendo conforme a las políticas del gobierno central, bajo la instrucción de planificación nacional de desarrollo económico, para realizar un desarrollo coordinado entre ambos niveles.

Y este artículo es preciso decir que, en tanto en cuanto ORU-Fogar tiene como objetivos la promoción de colaboración entre regiones internacionales para discutir los asuntos relevantes, la Asociación de Amistad y ORU-Fogar tenemos objetivos coincidentes. La Asociación de Amistad del Pueblo Chino con el Extranjero es una organización popular a nivel nacional de la República Popular de China, dedicada a diplomacia entre pueblos (people to people diplomacy), que tiene como objetivo la promoción de amistad entre pueblos, la colaboración internacional, la paz mundial y el desarrollo común. A través de la Federación de ciudades hermanas internacionales de China, una organización administrada por la Asociación de Amistad, se han establecido 2470 pares de ciudades hermanas entre las 478 ciudades chinas con 513 provincias y 1670 ciudades de 135 países de todo el mundo. Todos estos lazos establecidos son una muestra de los esfuerzos que podemos hacer juntos. 

 

 


© All rights reserved ORU. Barcelona 2018