Proceso de descentralización en Níger

M. ILLO Adamou

Presidente del Consejo Regional de Tahoua

Vicepresidente de la Asociación de Regiones de Níger (ARENI)

Tesorero General de la Asociación de Regiones Francófonas (AIRF)

 

En Níger, la descentralización es un proceso relativamente antiguo. Ya estaba previsto en las constituciones del 12 de marzo de 1959 (Título IX, artículo 57) y del 8 de noviembre de 1960 (Título X, artículo 68) antes de ser objeto de una larga pausa debido, sobre todo, al régimen militar (1974-1987). No fue hasta 1994 que se creó una comisión especial para considerar la redistribución administrativa. Esta comisión forma parte integrante de los acuerdos de paz del 9 de octubre de 1994 en Uagadugú y del 24 de abril de 1995 en Niamey. En 1996, el Parlamento aprobó una ley sobre los principios fundamentales de la libre administración de las regiones, departamentos y municipios, definiendo sus respectivas competencias y recursos. 

Las primeras elecciones locales se celebraron en 2004 para instalar los órganos ejecutivos y legislativos de 265 municipios, 213 de los cuales eran municipios rurales. El 31 de julio de 2008 se aprobó la Ley Nº 2008-42, que establece que "Las autoridades locales son grupos de personas ubicadas geográficamente en una parte del territorio nacional a la que el Estado ha conferido personalidad jurídica y la facultad de administrarse libremente por autoridades electas".

La creación de autoridades territoriales que se administren libremente está prevista en la constitución de la 7ª República, en el título IV “Autoridades locales”. Además, la Ordenanza Nº 2010-54, de 17 de septiembre de 2010, relativa al Código General de las Autoridades Locales, confiere competencias a la región y a los municipios para promover su desarrollo económico, social, educativo, sanitario, cultural y deportivo. Las elecciones celebradas en 2011 permitieron instalar el segundo mandato de los cargos electos locales en todo el territorio nacional. Las elecciones locales previstas para 2016 no se celebraron a tiempo, pero el Gobierno, basándose en disposiciones legales y reglamentarias, mantuvo a los distintos ejecutivos de las autoridades locales y sus órganos legislativos, con excepción de los casos de faltas graves de conducta, en los que estos órganos fueron sustituidos por delegaciones especiales, es decir, por funcionarios designados. Las próximas elecciones locales están previstas para 2020, con lo que se espera llegar a una situación de normalidad.

El mapa administrativo actual de Níger incluye ocho (8) distritos administrativos y siete (7) autoridades locales, sesenta y tres (63) departamentos como niveles de desconcentración de los servicios del Estado, doscientos cincuenta y cinco (255) municipios, incluidos cuatro (4) con un estatuto especial (ciudades) que tienen un total de quince (15) distritos municipales.

El Consejo de Ministros celebrado el martes 26 de enero de 2016 firmó ocho (8) proyectos de decreto por los que se transfieren las competencias y recursos del Estado a las Autoridades Locales.

a) A las regiones y autoridades locales y regionales, en los siguientes ámbitos: Agua y Saneamiento; Salud Pública; Educación Secundaria; Salud Urbana y Desarrollo Sostenible; Medio Ambiente; Formación Profesional y Técnica; 

b) En los municipios, en las siguientes áreas: Agua y Saneamiento; Salud Pública; Educación Primaria, Alfabetización, Promoción del Idioma Nacional y Educación Cívica; Salud Urbana y Desarrollo Sostenible; Medio Ambiente; Formación Profesional y Técnica.

Para avanzar de manera coherente en el proceso de descentralización en Níger, estamos trabajando en la creación de una administración pública territorial, con el fin de dotar a las autoridades locales de los medios en términos de personal de calidad para llevar a cabo sus misiones. Además, es evidente que la descentralización emprendida en Níger no puede realizarse con éxito sin el apoyo de recursos humanos competentes, cualificados y profesionales capaces de liderar el cambio y aplicar reformas y programas de desarrollo local.

En resumen, se puede decir que en Níger el proyecto de descentralización está en proceso de construcción con la voluntad del Estado y de sus socios. Esta descentralización se materializa, en primer lugar, con la definición del marco jurídico e institucional en el que se lleva a cabo, donde se tienen en cuenta todas o la mayoría de problemáticas existentes. El objetivo es poder establecer una descentralización coherente que sitúe a la población en el centro de todas las inquietudes de los representantes locales electos y del Estado, tanto en términos de prestación de servicios públicos locales de calidad como en términos de participación ciudadana en la gestión de los asuntos locales y el control ciudadano de la acción pública.

 

 


© All rights reserved ORU. Barcelona 2019