Un nuevo gobierno, un nuevo poder

Camilo Romero Galeano

Gobernador del Departamento de Nariño (Colombia)

En octubre de 2018 el gobierno departamental de Nariño, territorio sur de Colombia, que reconocido por la Organización de Regiones Unidas, ORU FOGAR, y PNUD como

una de las cinco buenas prácticas de gestión pública del mundo por nuestra estrategia de Gobierno Abierto Nariño (GANA).

Esta mención se sumó a otros reconocimientos internacionales que han considerado que las acciones, herramientas, insumos, metodologías e impactos

logrados desde la experiencia de GANA, sirven hoy como referente regional, nacional y mundial ante los retos que tenemos los gobernantes para combatir de frente el

creciente daño de la corrupción en los estamentos públicos.

Y es que mucho se habla de la corrupción, pero poco se hace para combatir la raíz de sus delirantes efectos que siempre atentan contra la dignidad de nuestra

ciudadanía. Por eso, al llegar al poder regional con una bandera de Nuevo Gobierno que se sustenta sobre tres pilares fundamentales: Gobierno Abierto, Innovación

Social y Economía Colaborativa, diseñamos de la mano de la ciudadanía un programa que se refrendó en las urnas con la votación de más de 300 mil

nariñenses y luego se trazó la hoja de ruta del territorio a través del Plan de Desarrollo “Nariño, corazón del mundo” que tras un recorrido por todas las

subregiones del departamento convocó a 31.700 ciudadanas y ciudadanos.

Entendimos, desde el comienzo de nuestra aspiración por llegar a la administración departamental, que es necesario gestar un Nuevo Gobierno que establezca, a su

vez, las reglas para construir un Nuevo Poder. En ese nuevo planteamiento para la gestión del territorio, la participación, el relacionamiento diferencial entre gobierno y

ciudadanía se constituyó en herramienta sustancial a la hora de iniciar la lucha contra la corrupción.

Como Gobierno Abierto de Nariño, GANA, dimos un paso adelante al lograr que todo el gabinete departamental presentara de manera pública su Declaración

Juramentada de Bienes Patrimoniales. Esto significó en síntesis, que la ciudadanía pudiera conocer de manera abierta con qué entramos y con qué salimos después de

nuestro período administrativo.

Posteriormente el país entero conoció la primera plataforma digital para la consulta de presupuesto y ejecución de recursos públicos denominada GANA Control,

herramienta que en tiempo real le permite a la ciudadanía conocer cómo se ejecuta el presupuesto de la Gobernación de Nariño. Con la herramienta GANA Pienso

activamos la plataforma de toma de decisiones vinculante a través de la cual la ciudadanía puede votar por proyectos de interés público para determinar la

ejecución de iniciativas de beneficio común.

Cumpliendo con los estándares internacionales que definen cómo deben funcionar los Gobiernos Abiertos en el mundo nos convertimos en el primer Gobierno Abierto

de Colombia que hoy por hoy cuenta con más de quince herramientas que configuran un completo kit anticorrupción. Logramos así, pasar del discurso y la

teoría del Gobierno Abierto, al diseño, construcción e implementación de herramientas prácticas y de alcance ciudadano.

Por otra parte, con la estrategia GANA Municipales, logramos convocar a cerca de 80.000 ciudadanas y ciudadanos de 60 municipios de Nariño, que tomaron

decisiones frente a más de 67 mil millones de pesos de regalías y de recursos propios de la gobernación. Así nos convertimos en el gobierno más participativo de

Colombia. Demostrando, también, que los procesos de apertura gubernamental no son solamente acciones de vinculación tecnológica, pues ante todo, Gobierno

Abierto es devolverle el protagonismo a la ciudadana en la capacidad de toma de decisiones estratégicas para el bien común.

Administrar lo que es de todas y de todos, superando los caprichos de quienes han sido elegidos para la tarea de cuidar los propósitos comunes del territorio, con una

perspectiva de garantizar el acceso a los bienes y servicios del Estado con eficiencia, transparencia, eficacia, altísima participación y un mejor relacionamiento

comunicacional, es abrir la puerta de entrada a formas innovadoras que como el Gobierno Abierto, contribuyen a combatir la corrupción en un ejercicio de doble vía.

De esa manera, la idea de un Nuevo Gobierno se encuentra atravesada por una exploración hacia nuevas formas de gobernanza mucho más cercanas a la

ciudadanía y sus expectativas. De esa manera, el Gobierno Abierto pasa de ser un mero discurso forjado en las altas esferas de los estudiosos de la política moderna,

para convertirse en realidad palpable, en mecanismo verificable, en acción coherente entre lo que ha sido nuestra historia, nuestro presente y la proyección de

lo que queremos ser, no sólo para Nariño, sino para esa inmensa Nueva Ciudadanía colombiana que guarda la esperanza por un Nuevo Poder que contribuya en

realidad al buen vivir desde la equidad, la igualdad, el aumento de oportunidades y la construcción de una paz para todas y todos.

Por ahora, desde este gobierno regional de puertas abiertas, desde este esfuerzo en procurar que la ciudadanía retorne la confianza a sus instituciones; esta tarea por

dar pasos de vanguardia y renovación Política, es la verificación de que sí es posible construir un nuevo poder desde la determinación de una Nueva Ciudadanía.


© All rights reserved ORU. Barcelona 2019