La crisis de las regiones venezolanas

Ramón Guevara

Gobernador de Mérida

La crisis de nuestra nación, es mucho más difícil de entender hoy que en los últimos años. Para gran parte del mundo, nuestra carta de presentación hoy es el carácter autoritario del sistema político, la inestabilidad económica, la corrupción más aguda, la violación de los derechos fundamentales y la crisis humanitaria compleja. Sin embargo, hay un país dentro de este que se ha negado y ha luchado contra la imposición de este modelo político.

A las regiones nos ha tocado luchar contra el centralismo como herramienta de control político, que sin duda ha tenido como consecuencia el deterioro y la descomposición sostenida de nuestro tejido social. No ha sido fácil para los demócratas de este país consolidar herramientas y estrategias que nos permitan revertir el avance de esta nación hacia la tragedia que hoy estamos viviendo.

Desde que fui elegido por la voluntad popular, he dirigido el gobierno del estado Mérida, bajo condiciones políticas, económicas y presupuestarias difíciles de explicarle al mundo. Hemos hecho esfuerzos significativos buscando atenuar y aliviar las múltiples necesidades de nuestras comunidades, con articulación entre las distintas fuerzas vivas de nuestra región, aunque poco hemos avanzado hacia la solución estructural de los problemas del estado, oportunidad que nos ha quitado de las manos el centralismo y la acción política del ejecutivo nacional a través de la asfixia presupuestaria, de la usurpación de funciones y el asedio permanente a la descentralización y democratización de las decisiones de las regiones en materia de políticas públicas.

Es importante compartir con el mundo que dentro de nuestra división política territorial de un total de veintitrés estados y un distrito capital, solo cuatro son gobernados por demócratas que abiertamente hemos hecho oposición al régimen nacional, condición esta que hace aún más compleja materializar la acción política para nuestras comunidades, sin embargo, trabajamos hacia el logro de una pronta solución a la crisis nacional, que nos permita con verdaderas herramientas democráticas recuperar el estado de derecho, democrático y descentralizado.


© All rights reserved ORU. Barcelona 2020