El PJD, primera fuerza en las elecciones regionales de Marruecos

Catorce millones y medio de ciudadanos marroquíes estaban convocados a las urnas el pasado 4 de septiembre para votar en las elecciones locales y regionales 2015, en las cuales se renovaran los consejos regionales y municipales de Marruecos. El hasta ahora presidente del Consejo Regional de Rabat-Salé-Zemmour-Zaer, Abdelkebir Berkia, es el vicepresidente de ORU, y nuestra organización cuenta además con miembros marroquíes como los consejos regionales de Fès-Meknès y Tanger-Tétouan-Al Hoceïma. Por ello, ORU ha prestado especial atención al desarrollo de esta jornada democrática tan importante para las regiones del país.

Los resultados de los comicios han dado la victoria a los islamistas moderados del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), partido actualmente en la presidencia del gobierno, en las principales regiones del país. Es el caso de Casablanca-Settat, Rabat-Salé-Kénitra, Souss-Massa y Fès-Meknès. El Partido de la Autenticidad y la Modernidad (PAM) ha obtenido las principales victorias en las regiones de Marrakech-Safi, Tanger-Tétouan-Al Hoceïma, Béni Mellal-Khénifra, y L'oriental, mientras que el Partido Istiqlal (PI) se ha llevado Laâyoune-Sakia El Hamra y Dakhla-Oued Ed Dahab. Así, una vez terminado el escrutinio de todos los votos, en las cámaras regionales el PJD ha obtenido 174 escaños, el PAM, 132, y el PI, 119. En las municipales, en cambio, el PJD ha quedado en tercera posición por detrás del PAM y el PI, pero ha ganado con mayoría los ayuntamientos de las principales metrópolis: Rabat, Tánger, Agadir, Casablanca, Marrakech, Fez, Tetuán, Chauen y Kenitra.

“Estas elecciones las ha ganado Marruecos y la democracia”, afirma Abdelkebir Berkia, “y han puesto de manifiesto que consigue buen resultado quién trabaja a diario cerca de los ciudadanos y a favor de los ciudadanos”. El vicepresidente de ORU ha añadido que estas elecciones refuerzan de manera muy importante a las regiones como estructura política y que van a permitir desplegar todas las prerrogativas regionales de la Constitución del año 2011.  Celebradas cada seis años, en estas elecciones regionales y municipales la participación fue del 53 % aproximadamente, poco más que en las de 2009  y que en las legislativas de 2011. Según los observadores internacionales, la jornada transcurrió con relativa normalidad y incluyó, como novedad importante y positiva, una presencia femenina más elevada que en otros comicios electorales.

 

Newsletter

Recibe nuestras últimas noticias...
 

© All rights reserved ORU. Barcelona 2022