Véneto y Lombardía tendrán más autonomía

El pasado 22 de octubre, las regiones italianas del Véneto y de la Lombardía celebraron un referéndum para solicitar más autonomía al Gobierno de Italia. Doce millones de ciudadanos estaban convocados a votar en una consulta que no era vinculante, pero que se realizaba de acuerdo con la Constitución. El gran reto era la movilización. Los presidentes, Luca Zaia y Roberto Maroni, necesitaban la mayor participación para contar con fuerza a la hora de negociar más competencias.

En el Véneto votó el 57,2%, con un 98% de votos partidarios de tener más autonomía. En Lombardía votó el 40% de los cuales el 95,3% lo hicieron de forma favorable. No era una participación muy alta, pero sí suficiente como para iniciar un proceso de negociación con Roma que el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, ha aceptado.

Ambos procesos, liderados por la Liga Norte, han contado con el apoyo de Silvio Berlusconi y de Forza Italia. Luca Zaia, el presidente Véneto, afirma, sin embargo, que este no es el proceso de un partido político.  "No existe el partido de la autonomía, sino los ciudadanos del Véneto. Hoy gana el deseo de ser los dueños de nuestra propia casa".

Las dos regiones pedirán la mayor parte de las 23 competencias que pueden pasar a las regiones, según la Constitución. Seguridad, inmigración, educación, sanidad y complementos de las pensiones son los temas claves. Tan claves como las competencias serán, sin embargo, los recursos, ya que ambas regiones mantienen una gran contestación al déficit fiscal que padecen (unos 54.000 millones anuales, según el gobierno regional, en el caso de la Lombardía).

Newsletter

Recibe nuestras últimas noticias...
Please wait

© All rights reserved ORU. Barcelona 2017