Enmienda de la Constitución de las Comoras para eliminar la autonomía de las islas

El pasado 30 de julio, los comorenses aprobaron en referéndum, boicoteado por la oposición, la reforma constitucional que refuerza los poderes del presidente, autorizándolo a presentarse por segundo mandato consecutivo, lo que le permite abolir la autonomía de las islas y hacer del Islam la "religión del Estado".

Las Comoras, una república federal de África del Sur situada en la parte norte del Canal de Mozambique, entró en una grave crisis política a partir de 1997. Tras un largo período de crisis y guerra, en 2001 se promulgó su última constitución. Esta constitución estableció una descentralización con un reparto de poder entre las islas autónomas de las Comoras. Asimismo, la constitución introdujo otra innovación en el funcionamiento del Estado: una presidencia rotativa entre las islas. Estos principios han garantizado un clima de paz en los últimos 15 años.

Cuando era candidato a la presidencia, el Sr. Azali Assoumani elogiaba los méritos de la presidencia rotativa y la autonomía de las islas, de las que se enorgullecería de ser el promotor. Sin embargo, cuando fue elegido en 2016 para un mandato de cinco años, cambió de opinión y culpó a la presidencia rotatoria de todos los males del país, como por ejemplo el retraso en su desarrollo. Además, es partidario de una centralización de la gestión del país, lo que es contrario al enfoque adoptado por el acuerdo marco de 2001 y la Constitución, sin buscar un diálogo con los actores políticos y sociales del país.

La revisión constitucional que propuso no fue acogida con los brazos abiertos. La oposición dijo que no era legal, ya que los organismos que protegen el acervo fueron paralizados deliberadamente. La oposición a este proyecto de liquidación de la autonomía de las islas fue encabezada por el vicepresidente, el gobernador de Gran Comora, el gobernador de Anjouan y los líderes de los partidos políticos que eran miembros de gobiernos anteriores. El gobierno central respondió con una serie de arrestos a toda persona que se opusiera, encarceló y dio palizas a manifestantes, congeló los fondos operativos de las gobernaciones, despojó al vicepresidente de sus responsabilidades, etc.

El Gobernador de la isla autónoma de Anjouan, Abdou Salami, miembro de ORU Fogar, dijo que la reforma era contraria a la Constitución de 2001. "Considero que la iniciativa del Presidente Azali atenta contra los logros de la reconciliación nacional, ya que va en contra de la descentralización de la gestión del país que se inició en 2001 y que, como gobernador de una región autónoma que aspira a una gestión participativa del país, no puedo apoyar".

La reforma constitucional fue aprobada oficialmente en el referéndum por una mayoría de más del 92%: 172.240 a favor del sí y 13.338 a favor del no. La oposición no aceptó el resultado. "¡Qué resultados! Una elección amañada, cifras prefabricadas. Esa es la consulta popular al presidente Azali", exclamó el secretario general del partido Juwa, Ahmed el-Barwane. Unos minutos más tarde, fue arrestado por los gendarmes mientras conducía en Moroni, según sus allegados.

 

Newsletter

Recibe nuestras últimas noticias...
Please wait

© All rights reserved ORU. Barcelona 2018