Conversaciones para repensar el principio de subsidiaridad

La tercera Conversación en Positivo, esta iniciativa que ha dado respuesta a la invitación del presidente Sekkal a pensar, hablar y escribir sobre la gobernanza post-Covid-19, fue una afirmación a favor de la subsidiaridad, a creer en la Unión Europea y a trabajar en políticas horizontales entre las regiones. El pasado 21 de enero de 2021 Ann-Sofi Backgren, vicepresidenta de la Asociación de Regiones Fronterizas Europeas (ARFE) conversó con Jean-Luc Vanraes, vicepresidente de la Asamblea de Regiones Europeas (AER) sobre el futuro de las regiones. Si en anteriores conversaciones que habían pasado por Francia, Marruecos y África, con una representante de la región de Ostrobotnia en Finlandia y otro de la Región de Bruselas Capital en Bélgica, la experiencia abrió una ventana al norte de Europa.

La vicepresidenta de ARFE, de entrada, afirmó que la crisis de la COVID-19 obliga a repensar un nuevo tipo de política, en la que las regiones sean fundamentales. “Son nuevos tiempos -dijo- y reclaman una gobernanza con unas nuevas bases”. Procedente de una región transfronteriza, Ann-Sofi Backgren defendió que, para afrontar riesgos como esta pandemia, las regiones deben impulsar políticas horizontales entre ellas. El vicepresidente AER, Jean-Luc Vanraes, se mostró de acuerdo en la importancia de la cooperación de las regiones fronterizas. Alentó, en todo caso, a ORU Fogar y a todas las organizaciones regionales a continuar el debate sobre el principio de subsidiariedad, es decir, aquel principio por el cual una instancia de gobierno superior no debe asumir aquellas competencias que es capaz de llevar a cabo una instancia inferior. Así, a la vista de las necesidades que ha mostrado la crisis, se expresó a favor de aumentar el traspaso de ciertas competencias a las regiones. “En estos meses, hemos podido comprobar -explicó- que algunas competencias no están distribuidas de manera adecuada”. 

Jean-Luc Vanraes no sólo se mostró partidario de delegar más competencias a las regiones. También se manifestó partidario de transferirlas a la Unión Europea “cuando sea necesario y posible”. La vicepresidenta de ARFE estuvo de acuerdo en que la pandemia ha señalado al mismo tiempo la necesidad de reforzar, tanto lo más local, como lo más global. “La COVID-19 -afirmó- ha cambiado los valores de la gente. Necesitamos desarrollarnos de manera más sostenible. Y para ello debemos tener regiones fuertes, pero, seguro, necesitamos tener también una organización transnacional más fuerte, para afrontar los grandes temas”. 

Los dos ponentes estuvieron de acuerdo también en que todo este replanteamiento suponía, finalmente, “repensar la democracia”. Tanto para Ann-Sofi Backgren, como para Jean-Luc Vanraes es necesario reforzar el discurso sobre las libertades, involucrando la ciudadanía. Destacaron, así, la importancia de la participación ciudadana, de las redes sociales y de la necesidad de encontrar nuevas herramientas para asegurar que se respeten los derechos fundamentales. Hicieron hincapié, finalmente, en la importancia de que las regiones trabajen en red, para aprender más unas de otras y crecer. 

 

Ver la sesión online https://www.youtube.com/watch?v=mEeyu32Aysw

 

 

Newsletter

Recibe nuestras últimas noticias...
 

© All rights reserved ORU. Barcelona 2021