Las regiones en acción contra el coronavirus

Durante esta crisis, los gobiernos regionales están trabajan arduamente junto con las autoridades centrales y locales para combatir la pandemia de COVID-19. Con más o menos competencias, algunos gestionando el ámbito de salud, otros no. Su rol está resultando clave como articuladores entre el nivel nacional y local, pero, sobre todo, por su cercanía con los ciudadanos, prestando servicios básicos y atendiendo las necesidades más acuciantes en este contexto de emergencia. Los miembros de ORU Fogar, en diferentes geografías, han liderado actuaciones decididas y que vale la pena destacar y compartir.

Divulgando las recomendaciones

En general, las regiones de todo el mundo han sido claves en la tarea de divulgación. Las regiones europeas han apostado fuerte a favor de la campaña #QuedateEnCasa, con publicidad, pero, sobre todo, en la red. Pero también las regiones latinoamericanas y africanas han apostado por la campaña. La prefectura ecuatoriana de Cotopaxi, por ejemplo, ha realizado spots en la radio pidiendo a la gente que se quedara en sus domicilios, tanto en castellano, como en quichua, con el hashtag #WasipiSakirin. No lejos, en la provincia ecuatoriana de Azuay, a través de la radio, el gobierno provincial de organizó una “Telemaratón” para recaudar fondos para luchar contra la pandemia. Saltando de continente, tras el primer caso de COVID-19 en Kenia, los condados se volcaron también en sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad del mantenimiento de las distancias sociales y sobre la necesidad de lavarse las manos para evitar el contagio.

Gestionado el sistema sanitario

En el contexto europeo, donde la epidemia se extendió con más fuerza, la prioridad de las regiones con competencias en salud ha sido garantizar las capacidades del sistema sanitario. Se ha hecho un gran esfuerzo en la detección precoz con la realización de miles de test. Esto ha permitido reducir la presión sobre la estructura sanitaria, al mismo tiempo que tener una tasa muy alta de personas recuperadas. Pero se ha tenido que ir más allá, la Generalitat de Catalunya, por ejemplo, ha tenido que recurrir a profesionales médicos jubilados, recién graduados y estudiantes de último año para reforzar el personal hospitalario de y atención primaria.

La Generalitat ha lanzado una aplicación para los teléfonos móviles Covid-19.  En estas Apps, los ciudadanos explican su estado de salud en un sencillo cuestionario. Esto permite, primero, un autodiagnóstico, pero después un seguimiento domiciliario, así como un análisis de posibles concentraciones de casos mediante geolocalización consentida, lo que facilita localizar y actuar en zonas de alta transmisión. Diversos actores, como la CEPAL, se han interesado por esta aplicación, que permite conectar los resultados del test con los antecedentes clínicos de cada persona y tenerlos en cuenta en la toma de decisiones. 

Proveyendo material médico

Muy activo ha estado también el Consejo Regional de Auvergne Rhône-Alpes. Para combatir los déficits de material médico, la región ha convertido locales de la región en centros logísticos para garantizar la distribución de máscaras, batas y desinfectantes. Lo más destacado ha sido, sin embargo, que el Consejo Regional ha impulsado una operación por la cual algunas industrias de la región han empezado a fabricar aparatos respiradores de urgencia.  

Con la epidemia muy cerca, Marruecos y sus regiones se ha movilizado con determinación para parar el virus. Así, en estado de emergencia del 20 de marzo al 20 de abril, las regiones aprobaron contribuir con 134 millones de euros al programa nacional para combatir la epidemia y apoyar la economía local. Los presidentes regionales y los miembros de los consejos regionales acordaron también ceder su remuneración de un mes para contribuir al plan. Algunos consejos regionales han aprobado otras aportaciones para proveer a los centros sanitarios de desinfectantes, equipamientos médicos y para ayudar a la población más desfavorecida. Es el caso de las regiones de Rabat Salé Kénitra o Souss Massa que ha presupuestado 2,3 millones de euros cada una; o de Región Tanger Tétouan Al Hoceima que ha previsto 2 millones de euros. Draâ-Tafilalet ha lanzado un plan que, más allá del apoyo al sistema sanitario, prioriza el sustento de las familias, ayuda a los establecimientos penitenciarios y a la educación a distancia.

En Senegal, cada Consejo Departamental de Senegal ha contribuido con 3 millones de francos CFA al proyecto global de lucha contra la pandemia. Y de manera particular, los presidentes departamentales han hecho llegar a las localidades tanto presupuesto, como diversos productos: cajas de jabón, lejía, gel hidroalcohólico, sacos de arroz, combustible. En este concepto, los departamentos destinaron a los comités locales de gestión de la epidemia de 2 a 9 millones de francos cefa.   

Garantizando la alimentación

Una parte importante de los presupuestos marroquís o senegalés han sido destinados a garantizar la provisión alimentaria de sectores desfavorecidos. Muchas regiones de América Latina, que también han participado de la tarea de divulgación y de suporte a los sistemas sanitarios, se ha dedicado la máxima atención a este tema alimentario. 

En Ecuador, con una especial sensibilidad hacia la política de seguridad y soberanía alimentaria, algunas prefecturas han redoblados esfuerzos. En Azuay se prepararon 50.000 canastas de alimentos agroecológicos para combatir el hambre y brindar ayuda en todos los rincones de la provincia. En Morona Santiago y en Cotopaxi se entregaron kits de alimentos a las familias de escasos recursos y que se consideran vulnerables. En Pastaza, la Prefectura apoya y garantiza la cadena de suministro de productos agroecológicos des de la producción hasta el consumidor, protegiendo tiendas y mercados en las ciudades. 

En la provincia argentina de Córdoba hubo un pago extra de dos mil pesos que cobraron los 67 mil beneficiarios de la tarjeta social provincial, destinados a la compra de alimentos. El Departamento Central de Paraguay ha distribuido la ayuda del gobierno nacional y ha ofrecido servicios de atención online a través de oficinas virtuales para los beneficiarios de la asistencia social.  

Mientras, el Consejo regional de la Araucanía, en Chile, reclamó a las compañías que durante la alerta no se cancelara ningún suministro de energía y agua. En Catalunya, el gobierno de la Generalitat dejó de cobrar el 50% del canon que grava el agua y que, habitualmente, permite financiar su saneamiento. También dejó de cobrar el alquiler de los pisos sociales bajo su tutela.

Contra la violencia doméstica

Con el confinamiento, el peligro de violencia doméstica aumenta y, de hecho, el Consejo Regional de Auvergne Rhône-Alpes constató un aumento del 30% de casos durante los primeros 15 días de confinamiento. Para combatirlo, la región redobló la publicidad de teléfonos de emergencias y habilitó 60 nuevos alojamientos para las mujeres maltratadas y sus hijos. 

Medidas económicas

Junto a la crisis sanitaria, la pandemia ha tenido graves consecuencias económicas que los gobiernos regionales ya han empezado a abordar, en el marco de sus capacidades y competencias. Mientras en la Provincia de Córdoba, el Banco de Córdoba otorgará avales por una suma de hasta cuatro mil millones de pesos a las micro, pequeñas y medianas empresas que no son sujetos de crédito. En Catalunya, la Generalitat otorgaba una ayuda de hasta 2000 euros a los autónomos con pérdidas y decretaba la moratoria de cobro de los tributos propios. 

En este punto resulta remarcable el Plan de Reactivación de la Inversión Pública de la Región de Cusco, el Perú. Con este plan, la región pretende, justo cuando acabe el confinamiento, acelerar el gasto público para ejecutar algunas obras públicas previstas. Esto, agilizando los sistemas administrativos de adquisición y contratación, a través de teletrabajo, pero también planificando desde ya los turnos de trabajo de personas de bajo riesgo de contagio, para cuando se levante el confinamiento.

Para apoyar a los sectores económicos de la isla de la Réunion, Francia, la región ha desbloqueado una dotación de emergencia de 59 millones de euros, para garantizar el refuerzo de la tesorería. La región ha puesto en marcha programas de fondos para acompañar a los profesionales.

 

Newsletter

Recibe nuestras últimas noticias...
 

© All rights reserved ORU. Barcelona 2020